Homenaje a Ricardo Viviendo y Muriendo en la litera del camión. - Blog Debates en Foro Transportistas

¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, puedes acceder a través de tu cuenta de Facebook, Google o Twitter... ¡Así de fácil!

Acceder con Facebook Acceder con Google Acceder con OpenID Acceder con Twitter

Lo más visto esta semana:

Homenaje a Ricardo Viviendo y Muriendo en la litera del camión.

  • image

    Homenaje a Ricardo
    Viviendo y Muriendo en la litera del camión.

    Todos sabemos de las desgracias que se producen en carretera, pero lo peor de todo, es que se te vaya la vida, sin darte cuenta.

    Nadie se imagina lo dura que puede llegar a ser la soledad del camión, solo aquellos que la sufren o la han sufrido.

    Sentir como se inunda el pecho de dolor, un dolor que lo único que quiere es el consuelo de una familia.

    La misma que dejaste durmiendo en el momento de la partida, el dolor de la soledad… Esperando el momento exacto para poder llamar por teléfono, y saber de los tuyos. Los mismo que estaban durmiendo cuando iniciaste esta nueva etapa.

    Cada viaje, una nueva etapa, con sus subidas y bajadas, y no son las de las carreteras, ahora estas arriba, pues te has encontrado con algún compañero, el cual hace mas llevadera la carga, carga la cual llevamos todos en nuestros pechos
    Ricardo Jiménez, que a buen seguro, aquel siete de Abril del 1961, sintió por primera vez como se hinchaban de aire poco a poco sus pequeños pulmones, de igual forma que lo hacían los calderines, de cualquier camión de la época.

    El desde ese mismo momento ya llevaba en su interior un motor en línea…

    El cual había de impulsar sus pasos hacia este mundo tan grande y maravilloso que es el Transporte, el cual te lo puede dar todo, y te lo puede quitar todo.

    Fue una persona que se hizo de querer, con su particular forma de ver la vida, pronto había de empezar en estos menesteres del transporte.
    26 años dedicados al mundo del camión, pueden ser muchos y pueden ser pocos.

    Pocos han sido los que Ricardo ha estado entre nosotros, y muchos los momentos que ha dedicado a su familia y a sus amigos y compañeros.26 años de anécdotas de costumbres y de manías, las cuales tenemos todos antes de arrancar o al parar.

    El decía… que un buen seguro, era un trabajo bien hecho, profesional responsable, y en ocasiones cabezón, muy cabezón, quizás ese era el motivo de su éxito.

    Capaz de compartirlo todo, y único para rebatir cualquier situación. Sabedor de sus conocimientos, y experiencia que dan los años, estos que se le han hecho cortos, pero intensos. Hombre dispuesto a darlo todo por sus convicciones.

    Hablador y gran conversador capaz de venderle una novela a un ciego, o un micrófono a un mudo. (con todo mi respeto a estas personas) conocido y querido en mas de un Restaurante, por su gran dialéctica, digna de los mejores interlocutores, sabedor de la vida, por la propia experiencia de la misma.
    Que decir de una persona, que lo dio todo por un trabajo, para el cual hay que valer y nacer, al igual que el en aquel paritorio, un siete de Abril del 1961.

    El lo llevaba en la sangre, y solo los que estamos en el sector, al igual que nuestras familias, solo nosotros sabemos cuan sacrificado es este trabajo, no ver crecer a los tuyos, perderte los mejores momentos de sus vidas, y caer en una litera…

    Litera, la cual nos ha visto llorar de rabia, de pena, y de desconsuelo, la misma que ha sido la confesora, de nuestros ratos de soledad, junto a una lata de atún un trozo de pan y una botella de agua… escuchando una radio en la cual no entiendes nada, pero lo comprendes todo.
    Comprendes, que sin este esfuerzo de humildad y sacrificio, en la soledad del camión, tu hijos no podrían tener eso que tanto les gusta, o que tu sacrificio al no poder estar junto a ellos el día de su cumpleaños.
    Todo eso va haciendo mella en nuestro corazón, el cual un día cualquiera, en un área de servicio cualquiera, en un país cualquiera. Dice ¡basta!

    En la soledad de la cabina, en la litera que te ha visto llorar y sufrir, un dolor imparable se hace eco en lo mas profundo del Corazón, en esa soledad con la mano en el pecho, y a buen seguro con lagrimas en los ojos, te das cuenta que se te esta escampado la vida, y a buen seguro Ricardo Jiménez tubo la mejor de sus sonrisa para con su familia.

    No lo sé. Pero por lo que me han contado, estoy más que seguro, que la ultima visión que hubo es su corazón, fue la de su familia.

    En la soledad de ese camión, su motor dijo hasta aquí, hemos llegado compañero.

    Compañero de compañeros y amigo de amigos y un marido y padre grande donde los haya.

    Querido por todos y respetado por todos, su nombre queda en la ruta, así como la mayor parte de su vida, sirvan estas palabras de consuelo a la familia dolorida, que sepa que tienen el apoyo de la otra familia de Ricardo, la del Transporte.

    Ricardo, buen viaje allá, donde te dirijas.


    Con todos mis respetos:
    Antonio Ruiz, El Camionero indignado.


    “Que no caiga en saco roto, esta desgracia, y que sirva para valorar el sacrificio, de algunos trabajos hacia la sociedad, que nos mira con recelo.”

    En los camiones también deberían llevar instalado el eCall, seguro que muchas desgracias como esta se evitarían.
    +1 -1 (+2 / -0 )
  • Muy bueno Antonio Ruiz mañana lo comparto en la página. un saludo.



    +1 -1
  • Esas palabras son escritas con mucha experiencia y yo como compañero y hermano y familia de la carretera .
    Lo sur rallo y como amigo que e sido de el lo siento .
    Pero eso se podía evitar si el problema se viera antes , pues eso son problemas que se van viendo y no nos damos cuenta con el estrés que vamos llevando a lo largo del viaje de la vida .
    Pero esas palabras es tan escritas con mucho sentimiento .
    MUCHAS GRACIAS
    +1 -1 (+1 / -0 )
  • Me has hecho llorar
    +1 -1 (+1 / -0 )

Lo más visto esta semana: