LA DGT PONE EN MARCHA EL RADAR BASURA, LA ÚLTIMA NOVEDAD EN RADARES DESPUES DEL COCHE AVERIADO - Otras notícias Debates en Foro Transportistas

¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, puedes acceder a través de tu cuenta de Facebook, Google o Twitter... ¡Así de fácil!

Acceder con Facebook Acceder con Google Acceder con OpenID Acceder con Twitter

O si lo prefieres puedes inscribirte con tu e-mail (tendrás que verificarlo) o acceder si ya estás registrado!

Acceder Registrarse

Lo más visto esta semana:

LA DGT PONE EN MARCHA EL RADAR BASURA, LA ÚLTIMA NOVEDAD EN RADARES DESPUES DEL COCHE AVERIADO

  • Un radar entre contenedores, ha sido el nuevo ‘terror’ de los conductores de un municipio de Pontevedra. Colocado en una travesía limitada a 50 km/h se hinchó ayer a poner multas. Los caminos de la Dirección General de Tráfico para multarnos son inescrutables.

    La picaresca de la DGT para cazarnos no tiene límites. Si hace pocos días hablábamos del ‘radar en un coche que simula una avería’ ahora nos llegan noticias del ‘radar entre cubos de basura’. Fue visto ayer 3 de junio en la carretera de Mosteiro-Ponte Arnelas (PO-300) a su paso por el municipio de Leiro (Pontevedra). Se trata de una zona que está limitada a 50 km/h y donde, por regla general, los coches van algo más rápido, según informa el farodevigo.es. Esta carretera es una de las interiores más transitadas de esta región, ya que une con Pontevedra capital.

    Si bien la norma no obliga a las autoridades a señalizar un punto de control de velocidad, los radares móviles camuflados han empezado a proliferar en los últimos tiempos inventando escondites cada vez más creativos. Y el caso de Leiro no es el único al que acompaña ‘el mal olor’, en Collado Villalba (Madrid) encontramos un caso parecido en diciembre del año pasado: un trípode y dos agentes locales apostados tras un contendor de vidrio .

    No ha sido el único caso ‘insólito’ hace quince días un buen número de conductores fue multado por la Policía Local por ‘supuestamente haber girado más de 45 grados la cabeza’. ¿El motivo? Pues precisamente un radar camuflado. La avalancha de críticas por parte de los ciudadanos fue tal, que el Ayuntamiento creó una comisión para investigar lo sucedido.
    +1 -1

Lo más visto esta semana: