Multan a un ganadero con 4.800 euros por acarrear leña en su tractor agrícola utilizando gasóleo B - Multas Debates en Foro Transportistas

¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, puedes acceder a través de tu cuenta de Facebook, Google o Twitter... ¡Así de fácil!

Acceder con Facebook Acceder con Google Acceder con OpenID Acceder con Twitter

O si lo prefieres puedes inscribirte con tu e-mail (tendrás que verificarlo) o acceder si ya estás registrado!

Acceder Registrarse

Lo más visto esta semana:

Multan a un ganadero con 4.800 euros por acarrear leña en su tractor agrícola utilizando gasóleo B

  • La Agencia Tributaria entiende que hubo un uso indebido de gasóleo agrícola y el afectado dice que la limpieza de fincas es un obligación impuesta

    transportaba en su tractor una carga de leña para la calefacción de su domicilio y a un kilómetro de casa fue interceptado por dos agentes de la Guardia Civil, quienes tomaron tres muestras del combustible utilizado por el tractor

    La pasada Nochebuena no fue una jornada especialmente feliz en el hogar del matrimonio formado por Ángel Amieva Guerra y su esposa Sandra Suárez Nicolás, vecinos de la localidad llanisca de Meré. Más bien, todo lo contrario. Por la mañana habían recibido una carta certificada de la Agencia Tributaria con la apertura de un expediente sancionador que puede llevar aparejada una multa de 4.800 euros por el uso indebido de gasóleo agrícola, el llamado Gasóleo B.

    Ángel Amieva, de 40 años, es ganadero a título principal como propietario de una explotación extensiva con 39 vacas de la raza Asturiana de la Montaña, que viven sueltas en varias fincas que suman un total de 20 hectáreas en la localidad llanisca de Meré y en el pueblo de El Pedrosu, en el concejo de Onís. El pasado 29 de octubre de 2014 transportaba en su tractor una carga de leña para la calefacción de su domicilio y a un kilómetro de casa fue interceptado por dos agentes de la Guardia Civil, quienes tomaron tres muestras del combustible utilizado por el tractor Same, modelo Argon 70, con 15,14 cv de potencia fiscal, que conducía Amieva.

    Comprobado que el tractor estaba utilizando gasóleo subvencionado para uso agrícola y ganadero, «en un vehículo que transportaba leña para la calefacción de la casa del conductor», según describe el acta levantada por la Guardia Civil, le abrían un expediente sancionador que desembocó en la propuesta de una multa de 4.800 euros: 1.200 por la utilización de combustible no permitido y 3.600 en función de los 15,14 cv de potencia fiscal del tractor. Hacienda entiende, a tenor de la legislación vigente, que transportar leña en un tractor que utilice gasóleo subvencionado para uso agrícola y ganadero representa una infracción tributaria grave.



    La desolación era patente ayer en el domicilio de Ángel Amieva, quien explicaba que «por aquellos días se había caído un árbol en una finca que llevo en El Pedrosu. Lo troncé y traía la madera para casa en el tractor, como hacen todos. Me paró la Guardia Civil a la entrada de Meré, a un kilómetro de casa, y sacaron muestras del depósito para tres frascos. Ahí empezó toda esta historia».

    El matrimonio de Meré ya realizó alegaciones al expediente sancionador aunque estiman que «pueden servir de muy poco porque la instructora ya nos comentó el pasado lunes en Gijón que la ley es la ley. Y que si no estamos de acuerdo que la cambiemos». Ángel y Sandra entienden que al ser ganaderos que cobran subvenciones de la Política Agraria Común (PAC) están sujetos a una serie de obligaciones: «Y una de ellas es la de mantener las fincas limpias de arbustos y maleza». «Lo que hacíamos al tronzar y transportar leña procedente de la finca es un uso agrícola», opinan. Y, además, esgrimen que «esa finca está dentro de la relación de parcelas agrícolas presentadas en la declaración de superficie a la PAC».

    En sus alegaciones, Ángel Amieva detalla que entre las condiciones que la Unión Europea exige para la concesión de ayudas de los programas FEAGA/FEADER figura que «será obligatoria la limpieza de las parcelas de cultivo invadidas por la vegetación espontánea no deseada». Y añade que, derivado de esa obligación, «es lógico pensar que las tareas de conservación se realicen con la maquinaria de la que disponga el obligado al mantenimiento de esos terrenos, siendo absurdo, a la vez que un gasto innecesario, subcontratar la realización de dichos trabajos».

    Abunda el ganadero llanisco en sus explicaciones al matizar que «dado que dispongo de un tractor agrícola con el que transportar la leña y la maleza procedente de la limpieza de los pastos, cualquiera puede entender que utilice dicho vehículo para transportarlo, más aún en el caso que nos ocupa porque no estaba realizando ninguna labor comercial con la madera».

    ¿Esperanzas? «Todas, a pesar de que nos dijeran que la ley es la ley», aseguraba ayer Amieva.
    +1 -1
    575 x 376 - 60K

Lo más visto esta semana: