¡Ojo a las imágenes! Así trasladan los coches de alta gama robados al este de Europa - Motor Debates en Foro Transportistas

¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, puedes acceder a través de tu cuenta de Facebook, Google o Twitter... ¡Así de fácil!

Acceder con Facebook Acceder con Google Acceder con OpenID Acceder con Twitter

Lo más visto esta semana:

¡Ojo a las imágenes! Así trasladan los coches de alta gama robados al este de Europa

  • Treinta segundos bastan para sustraer, abrir y arrancar un coche sin causarle daño alguno. Es el inicio de un negocio redondo, el robo de vehículos de alta gama, en el que se han especializado bandas del Este, fundamentalmente búlgaras, a las que la Guardia Civil pone cerco.

    Una de estas bandas cayó, en una operación en la que la Sección de Delincuencia Organizada del Automóvil de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil acabó con la actividad de una organización que, al menos, había robado más de cien vehículos de lujo, a una media de 6 ó 7 mensuales.

    Estas redes ponen el ojo en lugares de España donde es más frecuente la presencia de vehículos de alta gama, como la zona noroeste de la Comunidad de Madrid (Pozuelo o Majadahonda), algunos distritos de la capital (Salamanca), la Costa del Sol (Puerto Banús) o determinadas zonas del Levante.

    El robo de estos vehículos requiere un importante grado de especialización, conocimientos electrónicos y técnicas de 'maquillaje' de los elementos identificativos del coche. Y por ello, las organizaciones se estructuran en diferentes células, con una misión concreta y específica cada una de ellas. Tanto es así, que a veces sólo cuentan con una persona capaz de 'maquillar' esos elementos. Alguien que no suele compartir vivienda ni ciudad con otros miembros del grupo, que viaja al lugar correspondiente cuando es llamado, hace su trabajo, cobra y se va.

    Los expertos delincuentes son capaces de anular o neutralizar los sistemas de alarma.
    Con los conocimientos en electrónica que en su país de origen —generalmente Bulgaria— adquieren durante su educación y la ayuda de internet, estos expertos delincuentes son capaces de anular o neutralizar los sistemas de alarma e, incluso, de localizarles a través de detectores de frecuencia. De hecho, estas bandas no escatiman a la hora de adquirir aparatos sofisticados de hasta 3.000 ó 4.000 euros para perpetrar la sustracción y neutralizar los sistemas técnicos del coche. Una inversión para obtener después pingües beneficios. Una vez sustraído, el vehículo es llevado hasta una nave, —alquilada por terceros en localidades del sur de Madrid, por ejemplo—, donde proceden al 'maquillaje' del coche, desde sus elementos de seguridad, hasta el número de bastidor, pegatinas identificativas o centralitas, que incluso llegan a cambiar de idioma.

    Generalmente, le cambian el número de bastidor y le ponen el correspondiente a otro vehículo del que solo han robado su documentación. Por ello, cuando las fuerzas de seguridad del país al que ha sido trasladado introduce ese número en las bases de datos, el coche no figura como robado, porque la única denuncia existente en España es la de la pérdida o extravío de los documentos. Debido a ello, con ese mismo número de bastidor figuran dos placas de matrícula distintas y correspondientes a dos países diferentes.

    Europa del Este y Sudamérica, el destino final Mientras hace unos años la demanda se centraba en coches de gama media, últimamente, según recuerda el capitán, se ha observado un rebrote de los de lujo y, en muchos casos, de todoterrenos para el "mercado" africano. Son los países de ese continente, los del Este de Europa y en ocasiones los de Sudamérica el destino final del vehículo, aunque en la última operación llevada a cabo por los agentes de la UCO fueron concesionarios de Alemania y Suiza los destinatarios de la mercancía. Se ha observado un rebrote de los coches de lujo y, en muchos casos, de todoterrenos para el "mercado" africano

    La Guardia Civil ha localizado vehículos robados en España y vendidos en Alemania a compradores de Francia, Holanda y Suiza, adquiridos a precios de entre 30.000 y 40.000 euros por persona que por regla general desconocen que el coche es de procedencia ilícita. Tras la localización del vehículo y la comprobación de que se trata de un coche robado, la autoridad judicial determina qué se hace con el vehículo. La pelota queda así en el tejado de las aseguradoras, que muchas veces tienen que indemnizar por el robo al legítimo propietario.

    20minutos.es
    +1 -1

Lo más visto esta semana: