Un conductor se da a la fuga tras un accidente y acaba empotrado en el cuartel de la Guardia Civil - Otras notícias Debates en Foro Transportistas

¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, puedes acceder a través de tu cuenta de Facebook, Google o Twitter... ¡Así de fácil!

Acceder con Facebook Acceder con Google Acceder con OpenID Acceder con Twitter

Lo más visto esta semana:

Un conductor se da a la fuga tras un accidente y acaba empotrado en el cuartel de la Guardia Civil

  • Sobre las 5:00 horas de la mañana de ayer, los tres ocupantes de un turismo contuvieron la respiración al comprobar que una furgoneta se abalanzaba sobre ellos marcha atrás y sin visos de que fuera a parar.

    Y, efectivamente, no solo no paró sino que tras golpearles, el conductor de la furgoneta puso primera, avanzó un poco y retrocedió de nuevo hasta volver a darles. Y, como no hay dos sin tres, repitió una vez más la operación, con el resultado de que los ocupantes del vehículo resultaron heridos leves.

    El hecho tuvo lugar en Cala Mayor y tras ello, el conductor de la furgoneta puso “ruedas en polvorosa” y enfiló la autopista sin dejar rastro, hasta que pocos minutos después tomó la salida de Son Rapinya.

    Así las cosas, parecía que los ocupantes del turismo denunciarían el hecho y comenzarían las investigaciones para identificar la furgoneta y al conductor fugado pero eso no llegó a ser necesario: el conductor, como si fuera consciente -en su inconsciente estado de embriaguez- de que algo malo estaba haciendo y tenía que entregarse, acabó por empotrarse en el edificio que la Guardia Civil ocupa en Son Rapinya.

    Al parecer, tras abandonar la autopista, el conductor atravesó una isleta de cemento que sirve para separar ambos sentidos de circulación y arrancó varias ramas de un árbol antes de ir a parar a los carriles habilitados para circular en sentido contrario que también atravesó, subiéndose finalmente en la acera y yendo a empotrarse directamente en el citado edifico de la benemérita.

    El intrépido conductor fugado resultó herido leve y fue trasladado al Hospital de Son Espases para practicarle un análisis de sangre y comprobar su grado de alcoholemia. La prueba en sangre certificaron que el hombre conducía en estado de alcoholemia, llegando a quintuplicar la tasa permitida. El arrestado es un varón de nacionalidad senegalesa de 31 años.

    La Policía Local, al haber sido un accidente en casco urbano, son quienes se han hecho cargo de las investigaciones.
    +1 -1

Lo más visto esta semana: