Cuando Coca-cola echó a patadas a 40 empresas de transporte españolas y le concedió a Sesé - Blog Debates en Foro Transportistas

¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, puedes acceder a través de tu cuenta de Facebook, Google o Twitter... ¡Así de fácil!

Acceder con Facebook Acceder con Google Acceder con OpenID Acceder con Twitter

Cuando Coca-cola echó a patadas a 40 empresas de transporte españolas y le concedió a Sesé

  • - La embotelladora de Coca-Cola en A Coruña contrató a el grupo aragonés, pero con mano de obra y herramientas registradas en otros países
    - Los distribuidores de Coca-Cola trabajaban para la embotelladora Begano en exclusiva, pero lo hacían como autónomos.

    Begano, la embotelladora de Coca-Cola con sede en A Coruña, decidió prescindir de las compañías de transporte que desde hace décadas venína distribuyendo los refrescos en Galicia, Oviedo, Santander y León. Se trata de 40 empresas, de las que 24 son gallegas, con 44 puestos de trabajo directos en esta comunidad. La compañía justificó su decisión en la necesidad de ahorrar costes y en mejorar la distribución para ampliar su cartera de clientes. El servicio lo presta el Grupo Sesé, con sede en Aragón, pero que opera con mano de obra y herramientas registrada en otros países, como la República Checa y Polonia. Begano comunicó la decisión por carta a los transportistas gallegos para informarles de que la relación mercantil y laboral concluía el 12 de junio. Los distribuidores gallegos, que trabajaban para Begano como autónomos, mantuvieron en Santiago una reunión para estudiar las acciones a emprender.

    En principio, la embotelladora de Coca-Cola les ofreció la posibilidad de seguir con el reparto de los refrescos bajo el paraguas de la nueva empresa, pero las tarifas que abona a esta nueva compañía son un 22 % inferiores y tienen que hacer frente, además, a unos seguros de responsabilidad civil más altos, que en algunos casos llegan a los 300.000 euros. Los transportistas gallegos podrían trabajar para el nuevo grupo distribuidor de Begano con contratos de un año prorrogables, pero a los autónomos gallegos no les daban las cuentas. De hecho, en la mayoría de los casos trabajaban casi en exclusiva para la embotelladora de Coca-Cola, con más de un camión.

    Exclusividad
    «Nuestra familia llevaba 44 años distribuyendo para Begano en exclusiva; tengo tres empleados en mi empresa, de los que debo ahora responder si me quedo sin actividad laboral», subrayó Francisco Álvarez, nieto del fundador de una pequeña empresa de Vigo, Transportes Álvarez, que fue la que empezó hace casi medio siglo repartiendo Coca-Cola en el sur de la provincia de Pontevedra.

    En la reunión celebrada, los transportistas gallegos mantuvieron contactos con un letrado y acordadon pedir a la compañía la apertura de un período de negociaciones para tratar de buscar un acuerdo. En caso contrario, irían a la vía judicial al tratarse de autónomos económicamente dependientes, por lo que podrían pedir una indemnización.

    Begano llamó a cada uno de los transportistas de uno en uno sin plantearles ningún tipo de compensación económica por la rescisión de la relación laboral. La empresa, desde la última reestructuración, pertenece ahora a Coca-Cola Iberian Partners, que factura 3.000 millones al año y tiene 5.000 trabajadores en España.
    +1 -1
    813 x 402 - 136K