Robo de vehículos de arranque y apertura electrónica sin llave - Noticias Debates en Foro Transportistas

¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, puedes acceder a través de tu cuenta de Facebook, Google o Twitter... ¡Así de fácil!

Acceder con Facebook Acceder con Google Acceder con OpenID Acceder con Twitter

Lo más visto esta semana:

Robo de vehículos de arranque y apertura electrónica sin llave


  • La proliferación de llaves inteligentes en todos los segmentos del mercado de automoción supone un riesgo incremental de los cacos tecnológicos se hagan con tu coche sin necesidad de recurrir a la fuerza.
    Cuidare de los ladrones electrónicos.


    The Motor Lobby - S.H, 05 de junio de 2015

    La historia la sacó a la luz el New York Times a raíz de una serie de misteriosos robos de coches en Los Angeles. Robos de guante blanco; sin fuerza, remolques, cristales rotos ni la menor sospecha de lo que podía estar pasando. La única pista que manejaba la policía angelina era el sistema de apertura de los vehículos: en todos los casos se trataba de coches sin llave; en los que se puede abrir el vehículo sin necesidad de accionar con llave ninguna cerradura.

    El propio periodista que escribe el artículo del Times relata con incredulidad y en primera persona cómo se lleva a cabo el robo: “Estaba trabajando en la mesa de la cocina, desde la que puedo ver la calle. Eran las nueve de la mañana cuando uno de mis perros empezó a gruñirle a algo que estaba en la calle. Cogí mi taza de café y me acerqué a la ventana, desde donde vi a dos adolescentes en bicicleta (una chica y un chico) que se paraban delante de mi Prius gris de 2013. Y vi como la chica, que vestía una camiseta suelta y vaqueros, saltaba de su bicicleta y sacaba un pequeño dispositivo negro de su mochila. Entonces se inclinó, abrió la puerta y entró en mi coche.”

    Nick Bilton, el periodista que cuenta la historia, pudo evitar esa vez el robo, pero no que los ladrones escapasen en bicicleta sin darle pistas sobre ese misterioso dispositivo negro. Ni la policía ni Toyota pudieron darle información alguna. Los primeros intentaron convencerlo de que se había dejado el coche abierto y los segundos negaron agujero de seguridad alguno que permita abrir un Prius por arte de magia.

    Fue la policía de Canadá la que lo sacó de dudas con una nota de prensa que detallaba el procedimiento utilizado en diferentes robos sin violencia. En ella se decía que los ladrones “podrían tener acceso a dispositivos electrónicos que pueden comprometer” los sistemas de seguridad de un coche. No especificaban, en todo caso, de qué tipo de dispositivo se trataba.



    El robo de coches con dispositivos electrónicos no es nuevo. Algunos blogs de automoción ya hablaban hace un par de años de “dispositivos secretos”. Y en varias páginas circulaban historias sobre ladrones que podían acceder sin el uso de fuerza a vehículos. En algunos casos, incluso, se podían ver imágenes en las que los ladrones abandonaban la escena del crimen al volante de un coche robado sin haber tenido la necesidad de tener una llave para arrancarlo.

    La investigación de Nick Bilton continuó con la consulta a investigadores de seguridad e ingenieros. Entre las respuestas que obtuvo, se afirmaba ya que determinados ladrones poseen portátiles equipados con un transmisor capaz de adivinar el código único de la llave de un coche utilizando fuerza bruta; es decir, probando millones de combinaciones por segundo hasta que dan con la correcta. Uno de los casos más famosos de robo con esta metodología, sucedió aquí en España y fue el del BMW X5 de David Beckham, robado a plena luz del día mientras comía en un centro comercial.

    Hasta ahí todo bien. La única pega de esta mecánica es que los ladrones no abrieron el Prius de Nick con un portátil, sino con algo más pequeño y sencillo de manejar. Así que una explicación más convincente llegó de la Oficina Criminal de Seguros norteamericana, dedicada a investigar las diferentes amenazas a las que se enfrentan los propietarios de un seguro de automóvil. En su página ya recogían vídeos que mostraban a gente utilizando un dispositivo pequeño para abrir las puertas de diferentes vehículos.

    Otras páginas apuntaban a un dispositivo fabricado en China y en los países del Este que por 30 dólares podía abrir un BMW. Lo que no debería ser una amenaza, en principio, para el propietario de un Prius. Así que la respuesta correcta se resistía, aunque no por demasiado tiempo.

    Boris Danev, el fundador de una empresa de seguridad suiza, ha escrito varios informes sobre los agujeros de seguridad que poseen las tecnologías sin llave de los vehículos actuales. Y fue, cómo no, el que supo darle a Nick la clave de su robo. Nada demasiado complejo ni sofisticado. Los adolescentes que abrieron su coche utilizaron un dispositivo sencillo y barato llamado ‘amplificador de potencia’.



    La explicación es bastante sencilla. Cuando te acercas a un coche con acceso sin llave y accionas el tirador para abrir la puerta, el coche busca inalámbricamente la llave para que no tengas que pulsar ningún botón para entrar. Si la llave responde, la puerta se desbloquea. Pero el sistema sólo busca la llave en un perímetro de menos de medio metro.

    Cuando la chica que intentó robar el Prius de Nick encendió su dispositivo, amplificó la distancia a la que el coche puede buscar la llave, que en ese momento se encontraba a unos 10 metros del coche en la mesa de la cocina. Y voilà. Coche abierto. Según cuenta Danev: “es como usar un megáfono. Cuando dices hola con él, la gente que está a 100 metros de distancia puede oírte.” También le informó que los dispositivos más baratos cuestan unos 15 euros y se pueden comprar en páginas de Internet del estilo de Amazon o eBay.

    La compañía de Boris Danev está ahora mismo en conversaciones con varios fabricantes de vehículos para instalar un chip en los mismos que permita saber a qué distancia está la llave del coche, evitando así las amplificaciones de señal. Hasta que llegue ese momento, puedes hacer dos cosas: contratar un seguro como Next Auto, con el que puedes recibir alertas en tu teléfono si tu coche se mueve sin tu consentimiento; o guardar las llaves del coche en el congelador, que actúa como una jaula de Faraday y no permite que la señal de radio salga o entre allí.

    http://www.periodistadigital.com/mo...ctronicos.shtml




    +1 -1

Lo más visto esta semana: