Un empresario despide a un camionero y no le quiere dar la carta de despido - Otras notícias Debates en Foro Transportistas

¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, puedes acceder a través de tu cuenta de Facebook, Google o Twitter... ¡Así de fácil!

Acceder con Facebook Acceder con Google Acceder con OpenID Acceder con Twitter

O si lo prefieres puedes inscribirte con tu e-mail (tendrás que verificarlo) o acceder si ya estás registrado!

Acceder Registrarse

Lo más visto esta semana:

Un empresario despide a un camionero y no le quiere dar la carta de despido

  • Félix García vive desde hace una semana al final de un polígono industrial para reivindicar legalidad. Papeles, que la empresa de transportes para la que ha trabajado los últimos dieciséis meses le niega, según ha denunciado ya ante la inspección de Trabajo. Félix García era chófer, hasta que hace una semana el dueño de la empresa lo despidió. «Pero de palabra, que a mí no me vale más que para irme a casa sin lo mío, y no lo voy a hacer», relata este trabajador que desde aquel día ha visto anochecer y salir el sol al pie de la Nacional 120, en una vía de servicio al pie de La Virgen del Camino atestada de peregrinos.

    image

    Bajo un sol de justicia explica el caso de una protesta que suma a la causa común de la crisis. «Pido papeles, nada más; y no me voy a ir de aquí hasta que no los consiga; sólo pido que el despido de palabra lo trasladen a un documento, porque tengo derecho a ello», relata García bajo el sol del que sólo le resguarda una sombrilla y una gorra. Y la conversación de los caminantes a Santiago, a los que comenta jocoso que ese mostrador que sujeta con dos palets y sus pertenencias no son un puesto de venta ambulante de fruta fresca. «A veces viene algún amigo a hacerme compañía; y me desahogo con él.

    No tengo más que esa amistad y esto que ves aquí». Otras, charla con alguno de los trabajadores de una gasolinera próxima a su lugar de acampada, también anclados en un momento difícil. Félix García espera una citación de la inspección de trabajo para acudir a un acto de conciliación con la empresa, «a ver si se avienen y me dan lo que es mío, entre otras cosas porque tengo derecho al desempleo y con el despido por palabras no puedo llegar ni a la esquina». Y se encamina a abrir su segunda semana de protesta; mientras teje una pancarta, por si el campamento no fuera suficiente.



    http://www.diariodeleon.es/noticias/leon/acampado-sin-papeles_992379.html
    +1 -1

Lo más visto esta semana: