A partir de Enero: Mercedes-AMG E 63 berlina sideral - Motor Debates en Foro Transportistas

¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, puedes acceder a través de tu cuenta de Facebook, Google o Twitter... ¡Así de fácil!

Acceder con Facebook Acceder con Google Acceder con OpenID Acceder con Twitter

A partir de Enero: Mercedes-AMG E 63 berlina sideral

  • image

    El Clase E más potente, con 571 y 612 caballos en sus dos versionesTracción total continuamente variable y desconexión parcial de cilindros

    Con un uso acertado de la mucha tecnología disponible hoy en día, los fabricantes de automóviles andan cerca de construir algo parecido al coche perfecto. Hablemos del E 63 S, una de las berlinas más potentes creadas por Mercedes-AMG. ¿Puede un coche 'familiar' volar en circuito como si fuera el deportivo más rabioso? A la vista de lo vivido en el circuito de Portimao, la respuesta es un sí inequívoco.En primer lugar, se trata de 'correr', y sólo se corre con un gran motor que nos impulse. Aquí lo hace un motor V8 biturbo de 4,0 litros de cilindrada que entrega 571 caballos, en la versión E 63 4Matic+, y 612 caballos en el E 63 S 4Matic+. Son cifras que se acercan a los Mercedes más potentes fabricados nunca, léase el mítico SLR o las variantes '65' desarrolladas también por AMG, aunque en este caso con una arquitectura mucho más eficiente.

    El E 63 S acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos, alcanza los 300 km/h (con paquete AMG Driver), tiene un par motor de nada menos que 850 Nm, y todo ello pese a sus casi dos toneladas y con un consumo oficial de 8,8 litros/100 km, esto último gracias en parte a un sistema de desconexión de cuatro de sus ocho cilindros.Más elementos en la coctelera de la que sale este coche excepcional: caja de cambios automática de nueve velocidades y trabajo aerodinámico para equilibrar las fuerzas ascensionales y de signo contrario que asaltan a un vehículo capaz de desarrollar altísimas prestaciones, empeño que se traduce en un kit exterior que, siendo atractivo, no afecta a la relativa discreción estética del conjunto.Modo Drift con tracción 100% traseraLo mejor viene ahora: el sistema de tracción integral del E 63, 4Matic+, dispone de distribución de par continuamente variable entre el eje delantero y el trasero, lo cual redunda en una gran estabilidad y seguridad en cualquier circunstancia, incluido el caso de que el propietario quiera explorar los límites del coche dentro de un circuito cerrado. 
    image
    Mercedes-AMG E 63
    Es lo que un grupo de periodistas tuvimos el gusto de hacer siguiendo la estela (o intentándolo al menos) del cinco veces campeón del DTM Bernd Schneider por el largo y exigente trazado del Algarve. El piloto comentaba más tarde que el E 63 S es un coche de conducción "fácil" y que permite rodar a ritmos altísimos sin esfuerzo dado que siempre dispone de la máxima tracción y se encuentra en perfecto equilibrio dinámico, es decir, ni cabecea ni se encabrita ni se va de morro ni se escapa de atrás.Esto último hay que matizarlo pues el sistema 4Matic+ de la versión S cuenta con un modo Drift para hacer de la berlina un tracción 100% trasera. Para activarlo hay que escoger previamente el programa de conducción Race, desactivar el ESP y seleccionar el modo manual del cambio, que se maneja a partir de entonces con las levas del volante.Por lo demás, se dispone de cuatro programas de conducción principales (Comfort, Sport, Sport Plus e Individual) en función de los cuales se modifica la respuesta del motor, el cambio, el tren de rodaje, la dirección, el ESP y la tracción total. 
    image
     Mercedes-AMG E 63
    Sólo en el modo Comfort operan las funciones de desconexión de cilindros, parada y arranque automáticos en las detenciones (Eco) y planeo, esto es, desacoplamiento del motor de la cadena cinemática cuando se levanta totalmente el pie del acelerador y el coche avanza 'a vela'.Para los más 'quemados' diremos que Mercedes ha perfeccionado la función Race Start. Ahora, cuando el conductor pisa con fuerza el pedal de freno y a tope el acelerador y levanta el primero, el E 63 S sale disparado con la máxima aceleración y una tracción ideal hasta parar el crono en 3,4 segundos en el 0 a 100 (en 3,5 la versión menos potente).
     
    Mercedes-AMG E 63
    Mercedes-AMG E 63
    Con el fin de acentuar aún más sus virtudes deportivas, el E 63 monta un diferencial autoblocante mecánico en el tren posterior, mientras que el del 'S' es de regulación electrónica. Armonizado con este sistema y con la tracción continuamente variable, el ESP trabaja en tres niveles: conectado, modo Sport Handling, que permite cierta deriva antes de intervenir, y desconectado, si bien el control de tracción permanece siempre activo de fondo. Para no abrumar más con el arsenal tecnológico aquí desplegado, hay que mencionar para concluir el poderoso equipo de frenos destinado a detener semejante 'tren'. Como opción para el E 63 S se ofrecen frenos de cerámica y fibra de carbono con discos sobredimensionados en ambos ejes.Un habitáculo 'hiperbólico'Por supuesto, el modelo equipa todas las soluciones de conectividad y las ayudas a la conducción comunes a la Clase E, incluido el sistema de manejo semiautomático. Es de serie en el E 63 S y opcional en el E 63 una función adicional del equipo de infoentretenimiento llamada AMG Track Pace, que registra los tiempos por vuelta y por sector cuando se rueda en circuito. 
    image
    Mercedes-AMG E 63
    Unas pocas palabras para describir un habitáculo que está a la altura de un conjunto en el que todo es hiperbólico. El acabado es soberbio, como cabe esperar, y el ambiente interior combina con tino clasicismo y deportividad. Destacan especialmente el puesto de conducción 'widescreen', que permite elegir entre tres modos de presentar la información (clásico, deportivo y avanzado), la conseguida iluminación interior de color variable y unos asientos tipo báquet que se cuentan entre los de mejor factura y diseño que hayan visto los ojos de este cronista.¿Cuánto costará y cuándo llegará?Los pedidos del modelo podrán hacerse a partir de finales de enero del año entrante y las primeras unidades se entregarán a últimos de marzo o principios de abril. Aunque se desconoce el precio, no es descabellado aventurar que el E 63 S rondará los 150.000 euros y que su 'hermano pequeño' podría salir por unos 135.000.Por no terminar sin señalar al menos un defecto del coche, detectado durante el recorrido de prueba fuera del circuito, por carreteras del Algarve, diremos que el E 63 S resulta incómodo para los ocupantes de las plazas traseras aun cuando se circule en modo Comfort. Pero qué quieren: los milagros se piden en Lourdes.


    Elmundo.es
    +1 -1